viernes, 19 de febrero de 2016

El cafetico de los viernes

Buenos días de viernes, por fin fresquitos por Alicante...

Hoy nos vamos a tomar nuestro café en un sitio un tanto peculiar, disfrutando del frío, del silencio y de la paz...

Hoy en nuestro café no hablaremos, nos dedicaremos sólo a sentir. Sentir el aire golpear la cara. El frío erizar la piel. Sentir los pulmones llenarse de aire y el calor del café templar la sangre...

Cerraré mis ojos para escuchar el suave silbido del viento que me saluda al pasar, el canto de esa golondrina a la que se le olvidó emigrar...

Con mi taza agarrada y pensando en nada, me dejaré llevar por sueños, ilusiones y planes de futuro que no sucederán ni hoy ni mañana...

¿Pero dónde estamos? te preguntaras...En ese rincón de tu mente, el que hay detrás del estrés, del ajetreo gris de un aburrido adulto, detrás tal vez de la preocupación por si llegamos o no a fin de mes...En ese en el que queda muy lejos el madrugar sólo por rutina. En este nuestro rincón sólo hay hueco para disfrutar, pensar y sentir.




Feliz fin de semana Merybundos.

Un abrazote apretao y besicos varios.

                                                                                                                                           Merybunda


martes, 16 de febrero de 2016

Cumple años Vikingo. Jorge cumple 7

Sí, llegó el temido momento, como cada año por más que luchemos contra ello, estos niños siguen cumpliendo y creciendo, y yo muero de pena cada vez que hay que sumarle una talla a la zapatilla.



Ayer tuvimos la fiesta de cumple y la temática eran los vikingos. Todo lo que aquí se enseñe o cuente hoy hay que apreciarlo desde el punto de vista de una mujer con un trabajo real, dos hijos reales, un marido real, miembro de la asociación de padres del cole de los hijos reales, y a la que además le encanta estar en el parque hasta las 20:00 TODOS los días de la semana...

Me encanta ambientar el sitio donde vaya a ser la fiesta con detalles relacionados con el tema, y poner un aire super metido en el papel. Pero ya me he dado cuenta que a ellos luego les da igual que haya más o menos banderines, o que los manteles estén a juego o no. Y como iba super justa de tiempo prescindí de ello y me centré en hacerles disfrutar.

Empezamos la fiesta con una historia que me inventé, era de un vikingo que me había encontrado una tarde en el barrio. Les hice participar en la narración preguntándoles a cada rato cosas y añadiendo elementos de sus vidas cotidianas. Toda ésta historia derivaba en una búsqueda del tesoro en la que todas las pistas estaban relacionadas con los vikingos.


Para cada niño su casco y espada, y ¡¡¡a jugar!!! seguimos pista tras pista y descubrimos el tesoro de la diversión. Comba y pelota para jugar a la manzana (balón envenenado) y saltar todas las canciones que nos sabíamos.



Después de un rato jugando cada uno se comió su merienda. La solemos poner en bolsitas individuales para que lo que no se coman lo guarden para más tarde. Y la tarta, una verdadera obra de arte de la gran Jo Pepamia en dulce, artista más que repostera, y totalmente recomendable. Además de ser espectaculares, sus tartas están para chuparse los dedos.




Y la piñata, un trabajo en equipo, el padre de familia y el rey vikingo se la curraron durante un buen rato.



El tiempo nos puso la guinda perfecta, la lluvia nos hizo disfrutar del final del cumpleaños correteando y saltando dejándonos mojar por ella. Teniendo en cuenta que en Alicante no llueve nunca, lo tomamos como un regalo más.

Así que,  como cada año, un día mágico en el que disfrutamos todos y del que me llevo el mejor de los regalos. Un "te quiero mamá eres la mejor del mundo mundial" que me sabe a gloria bendita.


Y esto no acaba aquí, porque nosotros celebramos la semana de cumple, hoy a llevado tarta al cole para almorzar con todos sus amigos, mañana vamos al cine, y así el resto de semana hasta el domingo que cerramos hasta el 15 de febrero del 2017, cuando, como cada año, moriré de pena al sumar un dedo a la cuenta.

Gracias una vez más por aguantarme el rollo.Un besaco y abrazo apretao.

                                                                                                                                                Merybunda.