viernes, 12 de junio de 2015

El cafelito de los viernes.

¿Qué tal si compartimos desayuno hoy? Aunque mi estómago no está para muchas bromas y hoy ni ColaCao, ni tostadas, ni chocoflakes. Hoy os comparto un plátano y como mucho un yogur natural.




Empezando éste soso y aburrido desayuno compenso la diversión anunciando que por fin doy por superada la fase de "fuera pañal" con María. Cuando leáis su capitulo de "mi familia" entenderéis por qué doy saltos de alegría con el logro.

Ya casi acabado el plátano os cuento también que éste fin de semana nos vamos los "malos padres" a la sierra sin hijos, que aunque sea a currar en una carrera de BTT con mi hermano, los ratos sin niños se disfrutan.

Y con mi insípido yogur natural a medias, y pensando que me va ha dar igual el dolor de barriga y me voy a comer un bollito, os diré que me muero de ganas por recuperar la estabilidad de Bloguera y contaros un montón de cositas que he estado haciendo, igual me rindo en mi empeño de arreglarlo yo todo sola y me compro un ordenador, ¿qué opináis?

Y ahora sí habiendo terminado el yogur y el plátano y superado la tentación del bollito me despido con un GRACIAS como una casa por todos los menajes bonicos que me hacéis llegar y por mostrarme las ganas de que vuelva. 

¡Buen fin de semana! espero escribiros muy, muy pronto.

Besicos Merybunderos.

jueves, 11 de junio de 2015

La cosa va de cuento. Daniela #hoyleemos

¡Buenos días corazones! Ponganme 20 kg menos, 30 cm más, una melena rubia...Ya estoy, clavaita a la Iguartiburu.

Otra semana que le robo el ordenador a mi hermana y entre jaleo y jaleo, pues os dejo un recadico para que no os olvidéis de mi. Y diréis pero esta chiquilla por que no se compra un ordenador y deja de marear, pues porque tengo yo la manía de que lo puedo arreglar sola, ea, que me gusta a mi un "to lo hago yo" hasta informático, una de dos o arranca o arde...

Y ahora paridas a parte. A partir de ahora, la sección "la cosa va de cuento", irá seguido del hastag #hoyleemos, para que quien no sepa que leer hoy con los "minis" pueda echar un vistazo.


Ésta semana la biblioteca me ha dado la oportunidad de conocer a Daniela.


Lo primero que me llamó la atención de ella fueron las ilustraciones, todos los dibujos se componen de cuadraditos de colores formando preciosas composiciones coloridas.

La segunda razón para que Daniela viniera con nosotros a casa, fue su estupendo texto escrito en rima.

Daniela tiene facilidad para ser viento, arcoíris, mar...Daniela es todo lo que puedas imaginar.


Un gran descubrimiento que seguro se viene a casa alguna semana más.
Me despido una semana más con la recomendación lectora y os animo desde ésta mi ventana, a que les inculquéis a los peques la pasión por la lectura. A mi me gusta mucho ver como maduran sus historias al mismo ritmo que ellos.