lunes, 26 de octubre de 2015

To lo hago yo. DIY las normas de mi casa.

Y hoy por ser hoy y por estar como estoy os enseño las normas de la casa especialmente diseñadas para salvaguardar el alma y agrandar la felicidad...

Éste proyecto lo tenía guardado en la recamara muuuuuuuucho tiempo, y ¡por fin! vio la luz.
No olvidéis que su cometido no es sólo decorar ese rincón, si no tenerlo bien presente, y entre lucha por que se coman las judías y pelea por que recojan sus trastos, también está bien aplicar la lista de normas y besarnos,abrazarnos y hacernos cosquillas para que el infinito hasta el que nos queremos se aleje cada día un poco más...





Hacernos cosquillas es mi norma favorita, porque no importa cuan estresada esté, o lo larga que haya sido la última rabieta de María, o incluso lo mal que se le haya dado a Jorge su día...una buena dosis de cosquillas lo arregla todo,la risa que nos provoca aún sin querer reír arrastra cualquier resto de mal rollo que haya en nuestro cuerpo y nos trasforma el día en el mejor de todos.

Cómo veis en la foto no puede ser más sencillo. Yo lo he hecho con tablillas de palé, se puede hacer con maderas de todo tipo o con cualquier material que se os ocurra.
Pintar las tablas y escribir vuestras propias frases. Con una grapadora eléctrica grapamos por detrás una cuerda bonita y lista para colgarla en cualquier rincón de la casa.

Ahora cada vez que las veamos nos acordaremos que los más impirtante de esta casa es que todo el que entre tiene por encima de todas la norma de disfrutar

Filosofía Merybunda: Rasgarle segundo al reloj para hacernos reír, a veces olvidamos lo más importante !ser felices!