miércoles, 24 de diciembre de 2014

Felices fiestas!

No quería dejar pasar la oportunidad de escribir el que,probablemente, será el último post del año, y como no podía ser de otra manera, lo haré hablando de la Navidad.



Me considero una persona alegre, jovial y fantasiosa, vivo en un mundo paralelo, en muchas ocasiones, costandome bastante aceptar la aburrida realidad de vivir en modo adulto, en el que hay que hacer frente a facturas, pensar que hacer de comer y comportarse, en algunas ocasiones, como la persona responsable y madura que de ti se espera. Por eso me gusta tanto la Navidad, en ella encuentro la excusa perfecta para dejar volar mi lado infantil, sacar a esa niña pecosa que habita en mí, e ilusionarme como tal, con cualquier luz,villancico o anuncio navideño.

Renos de papel craff para dar chuches en Navidad

Desde que nacieron mis hijos, la Navidad es mucho más navidad, todo es más intenso, poner el belén y el árbol, recorrer todos los mercadillos navideños que se reparten por la ciudad, escribir la carta de los reyes Magos...Todo se convierte en una fiesta y sus caras de ilusión, sus amplias sonrisas mi mejor regalo.

Mercadillo nazareno plaza de correos(Alicante)




Quiero animaros, desde éste pequeño rincón, a que os transforméis en niños por unos días, que os dejéis impresionar por las decoraciones navideñas, que de verdad creáis en la magia de los Reyes Magos. Olvidemos que somos aburridos hombres y mujeres adultas con responsabilidades,deudas y quehaceres extresantes y disfrutemos... de lo bello que es vivir, de las sonrisas de los niños, de la alegría de las calles llenas de gente...

Avda Maisonave (Alicante)

Habrá quien no le guste la Navidad, pero¿ a quién no le va ha gustar el espíritu que se crea en ella?
En fin, que os deseo,de corazón,que sean unas de las más especiales, porque todo cambio empieza en nosotros mismos.

Magdalenas de JO PEPAMIA una verdadera artista del cupcake

Mi propósito para el año que viene... sonreír, obligarme a hacerlo al despertar y esforzarme por llevar todo el día una sonrisa, nada de dietas,ni dejar malos hábitos,ni hacer deporte...Éste año sólo me comprometo a sonreír y a hacer que quien me mire sonría.








martes, 2 de diciembre de 2014

En la recamara II

Ésta semana en la recamara me invade la navidad, pero literalmente, decorando, junto a un grupo de mamás, el colegio de Jorge, montando el escaparate, preparando mi casa...
Pero es que no me canso, la navidad reúne nostalgia, cariño e ilusión, pero a mí, por lo que de verdad me encanta, es porque puedo pasar horas y horas con mis manualidades y nadie me puede decir nada, porque hay que hacerlo...

1.Calendario de adviento.



Me encantan los calendarios de adviento, el tiempo que le dedicamos a hacerlo, y la ilusión con la que cada día abren el que toca y hasta una nuez les hace saltar de alegría. Si además añadimos que cada día que se comen es uno menos para Navidad, ya ¿para qué más?

2. Árbol de navidad



En casa nunca hemos tenido árbol, la pobre planta del comedor a sufrido las consecuencias...Pero éste año me he propuesto hacer uno bien bonito y original que decore nuestra entrada de una manera alternativa.

3. Tarjetas navideñas.



Como cada año, mandaremos nuestra felicitación y éste año, además, a la vieja usanza, con sello y sobre...
Esta me ha encantado porque la podemos hacer entre todos.

4. Envoltorios originales



Me parece una idea muy chula poner la foto del destinatario.



Con la crisis probablemente la calidad de los regalos disminuya, y seguro que en la carta de los Reyes, a parte de Paz y Amor, por supuesto, no aspiremos a mucho más que un juego de sartenes o unos pares de calcetines, pero eso sí, envueltos con mucho, mucho mimo...

Espero que os sirva de inspiración, yo ésta semana me pongo con la casa a tope.