jueves, 10 de julio de 2014

Reciclando latas de atún

¡Ay que ver lo que me gusta a mí buscarle utilidad a todo! A mí me encanta, pero a mi marido lo desespera, porque tengo debajo del fregadero una caja llena de latas de todo tipo, atún, espárragos, aceitunas, maíz...Y eso sólo las latas, porque también guardo los botes de cristal(por supuesto), los rollos de papel higiénico, las cajitas de la fruta y los cartones que separan, en las cajas de leche, unos bricks de otros, sí, si como lo leéis, me parece que tienen una forma muy mona y que en algún momento de mi vida, me servirán para algo extremadamente chulo.
Bueno pues hoy os doy una idea para reciclar las latas de atún, que ya se me acumulaban y les tenía que dar salida...
Materiales necesarios:
- Latas de atún vacías y fregadas
- Pintura de spray del color elegido
- Cinta adhesiva de tela o celico de colores (washi tape)
- Cuerda rustica, rafia o cualquier otro cordón de nuestro agrado
- Una vela que se adapte a nuestra lata


 Paso a paso:




Y vosotros pensaréis ¿y para qué la pinta si la va a tapar entera?, pues porque me gusta mucho pintar con spray, una afición frustada la de graffitera, me dan un montón de envidia. Esa destreza con los botes, ese arte callejero que nos hacen mucho más amenos los paseos por la ciudad...Pero ese es otro tema en el que en cualquier momento profundizaré.
Ahora sólo nos queda meter dentro lo que nos apetezca, yo como las quiero utilizar de ambientador les pondré una vela, también podemos utilizar flores secas.


Y así quedaría nuestro experimento de hoy en cuanto a reciclaje se trata. Al lado de la plantita de hierbabuena quedan divinos, así que para nuestra caja de sorteo se van las dos.



Filosofía Merybunda: reciclar todo tipo de utensilios para crear cosas que nos sirvan, o no, para casa. Por no mencionar el orguyo que se siente cuando, de una lata de atún, sacas algo tan mono como ésto.