lunes, 7 de julio de 2014

DiY bolsa de asas a partir de un vestido

¿No os a pasado nunca que de repente en el fondo, fondo, del armario os aparece ese típico vestido que no te viene pero has guardado autoconvenciéndote de que el verano siguiente lo sacarás y te estará perfecto?, pues os traigo la solución.


Y os voy a decir una cosa, de repente ya no me sabe tan mal no caber en el puñetero vestido, ni me trauma tanto tener panza...porque hoy estoy orgullosa, hoy me siento realizada, bien...Me siento capaz de todo!!! y es que hay que ver lo bien que sienta creerte capaz de algo y que te salga bien.
El proceso es muy sencillo:
1. Se corta de abajo hacia arriba, según queramos nuestra bolsa de grande.
2.  Con la máquina de coser y del revés cosemos la parte de abajo para cerrarla.
3. De otra parte que nos quede en el vestido cortamos dos tiras de, aproximadamente, 10 cm
4. Lo cosemos con la máquina. Si fuera necesario cortamos el sobrante de tela, y le damos la vuelta para que nuestra costura quede por dentro.
5. Cosemos nuestras asas a la bolsa
6. Un poco de lejía, pintura de tela, una frase ingeniosa y positiva (No olvidemos que esta bolsa está hecha porque yo éste verano estoy más gorda que una cebolla) y una super bolsa multiusos.


¿Cómo lo vais viendo? ¿os animáis a darle una mejor vida a todas aquellas prendas que se os quedan cada año en el fondo del armario con el firme propósito de reirse de tí?




Filosofía Merybunda: Que te resbale lo absurdo en la visa, como si estás o no más gorda que el verano pasado, si lo estás al carajo déjalo y disfruta que ya habrá tiempo de declarar la guerra a todos los alimentos hipercalóricos.