jueves, 10 de abril de 2014

Moda en niños. Los "modelito" de Bea

Cómo va quedando poco para el Domingo de Ramos, os voy a presentar la elección del look para mis nenas...una verdadera historia de amorDecoración de corazones.
Comenzó un sábado por la mañana camino al trabajo, ya os imagináis el careto y el estado anímico en el que me encontraba.Pues allí estaba, en el escaparate de "Dubbletino", colgadito en la percha,un vestido precioso de listas marineras con una lazada roja en la cintura...¡me cambió la caraCara sonriente con ojos en forma de corazón!, no hay mal que por bien no venga, sábado currando pero me he enamorado,¡que más puedo pedir!.
Pasaban los minutos, las horas, los días y la imagen aparecía una y otra vez por mi mente y también por mis contactos del whatssap...una historia tan bonita hay que difundirla a las amigas.
¿A que alguna vez os ha pasado algo parecido?.
Pasó una semana y mi amiga me mandó un mensaje que ponía:¡sólo queda talla 6!.Pero ....¡que me dices! ¡si Alba gasta la 6!.Los bits de mi cabeza empezaron a maquinar....¿casualidad del destino o el vestido, al ver mi cara iluminada pensó: - ¿cómo voy a dejar pasar esta oportunidad de irme con esta "chica" tan maja?. Y acto seguido me sonó el silbidito del samsung.
¡Es lo segundo, fijo! dijo mi yo interno...tenía que llevármelo,¡un poco de comprensión por favor!
Esa misma tarde nos dimos el sí quiero y nos juramos amor eternoPareja y corazón.
Ahora tenía que encontrar un conjunto para Triana, que me tentara a ser infiel a mi compromiso.Varios modelitos lo intentaron, pero no supieron llegar al fondo de mi corazón, hasta que por Internet ví una falda , la única que me causó pensamientos impuros, ¡qué Dios me perdone!.La busqué y la busqué hasta que la encontré, porque en temas del amor hay que ser persistente si merece la pena.
Una chica muy agradable de "Mi luna, moda infantil" se ofreció a pedírmela y caí en sus redes.Esta vez ganó el demonio de mi conciencia.
Sí ¡he sido infiel!, lo reconozco, pero por una buena causa.Lo que hacemos por los hijos siempre esta bien visto.
Para la falda encontré una camiseta monísima de "Sfera", que le iba como un guante. Pero a la mamá que prefiera camisa, se puede combinar con una de Little Kings Alcoy, que le iría como anillo al dedo.
Y ¡que alegría! ¡Se viene con nosotros el primito Juan! Viste unos pantalones cortos marinos y una camisa blanca. ¡Éste trío, va a ser elcausantes de muchas miradas de deseo! 
Aquí tenéis a los protagonistas:
Camiseta Sfera. Camisa Miranda. Falda y vestido Kiriki.